Planificación de tu legado. Valor e importancia.

Un tema importante en la planificación financiera a menudo implica el tema de la planificación patrimonial, ¿qué es lo que desea dejar y para quién? Otra forma de expresar eso es, ¿cuál te gustaría que fuera tu legado?

Por supuesto, cada persona define el legado de una manera diferente. Para algunos, podría ser tan simple como lo que está escrito en el obituario de uno, ¿qué dirán de mí cuando me vaya? Para otros, podría ser que sus hijos representen su legado, especialmente si sus hijos fueran criados con los valores para ser miembros que contribuyan a la sociedad. Otros podrían querer dejar algo más tangible: una empresa o negocio; un edificio o casa construida; o alguna contribución caritativa, ya sea de naturaleza financiera o en la devoción del tiempo y el trabajo.

El concepto de un legado es definido de manera diferente por cada persona como mencionamos anteriormente, y cada persona debe decidir por sí misma lo que significa para ellos, y que les gustaría dejar atrás. Sin embargo, si uno decide que le gustaría dejar un legado para cumplir con un propósito determinado, entonces hay pasos concretos que deben tomarse para definir e implementar el legado de acuerdo con los deseos y metas de un individuo.

Debes tener un Testamento (Will en inglés)

Un testamento es un documento legal esencial para tener en su lugar, sin importar su edad o la cantidad de sus bienes. No importa si eres rico o no, es importante tener un testamento correctamente ejecutado en su lugar. Definirá sus deseos con respecto a la distribución de su propiedad y detallará, si corresponde, cómo se cuidará a los niños menores de edad.

El testamento también le permite determinar qué individuos u organizaciones recibirán su propiedad en su fallecimiento, y quiénes serán designados para llevar a cabo sus deseos (es decir, el ejecutor de su voluntad).

Pero, si mueres sin testamento, el estado asume tu lugar y determina cómo se liquidarán tus bienes. En ese caso, es posible que sus seres queridos no reciban los activos que usted desea ellos tengan, y sus intenciones de dejar un legado pueden ser frustradas.

Un comunicado personal a los seres queridos.

Aunque es importante tener un documento legal para aclarar sus deseos finales, también es valioso adoptar un enfoque más sincero expresando sus valores personales, pensamientos, sentimientos, consejos, lecciones y emociones a aquellos que deja atrás. Esto podría ser a través de una carta personal a sus seres queridos o una dirigida a la familia en su conjunto. También podría ser a través de un video grabado donde hace un recuento con sus propias palabras o podría ser en la forma de un manuscrito que incluye recuerdos tales como cartas personales o diarios. Este tipo de documentos pueden convertirse en preciadas reliquias familiares, transmitidas por generaciones y ayuda a definir el legado que desea proveer para su familia.

Revisión regular del beneficiario.

Si una persona tiene algún tipo de cuentas de ahorro o de retiro, es de vital importancia asegurarse de que los beneficiarios designados en esas cuentas son exactamente quienes le gustaría a esa persona que fueran. Con demasiada frecuencia, las personas olvidan hacer los cambios necesarios cuando ocurren grandes acontecimientos de la vida (matrimonio, divorcio, etc.) o cuando sus deseos cambian. A veces, los ex cónyuges o hijastros terminan como beneficiarios no deseados en ese tipo de cuentas porque los beneficiarios no se actualizaron después de un divorcio.

Una buena regla general es revisar y actualizar a sus beneficiarios cada 3-5 años, o en caso de un cambio importante en la vida.

Seguro de vida.

A todos nos gustaría saber que nuestros seres queridos serán provistos en caso de nuestra muerte. A nadie le gustaría dejar a sus seres queridos arrastrando con deudas pendientes, o incapaces de pagar los gastos cotidianos, o tener que luchar para pagar la educación de un niño. Una manera de asegurarse de que sus seres queridos estarán financieramente seguros y cómodos es asegurarse de que usted tenga suficiente seguro de vida.

Un plan de seguro de vida bien financiado no solo ayudará a cubrir las necesidades financieras de sus seres queridos, sino que también ayudará a garantizar que se cumplan las metas y propósitos de su legado.

Establecer un Fideicomiso (Trust en inglés).

Si alguien tiene deseos muy específicos sobre cómo le gustaría que sus activos se utilizaran después de haber fallecido, entonces es probable que esté interesado en establecer un fideicomiso. Todos sus activos (propiedad, efectivo, seguros, cuentas de jubilación, etc.) pueden convertirse en el dominio del fideicomiso y puede haber disposiciones muy específicas en el fideicomiso sobre quién puede beneficiarse de él y bajo qué circunstancias. Generalmente, se nombra a un fideicomisario para supervisar la gestión del fideicomiso y supervisará cualquier distribución del mismo.

Por último, es bueno mencionar que la realización de un plan y la creación de estos documentos tienen como objetivo evitar cualquier confusión, sorpresas o decepción que puedan surgir de expectativas fuera de lugar sobre quién se beneficiaría de su legado, también se recomienda tener debates conjuntos sobre estos temas mientras estemos vivos y así evitar disgustos familiares que en muchos casos terminan con la separación de la familia.

¿Cuál es su plan?

¿Cómo lo financiarán?

Planeemos nuestras finanzas de forma inteligente.

#FINPLANINTELIGENTE #FPI #ERESFPI

#EDUCACIÓNFINANCIEARAESIMPORTANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *