Errores comunes en un plan 401(k) y cómo evitarlos.

La mayoría de las personas que viven en los Estados Unidos y trabajan para un empleador están familiarizados con un plan 401(k). Es un plan de ahorro para el retiro; patrocinado por su empleador, que les permite ahorrar e invertir una parte del cheque que reciben como salario en un fondo para el retiro, ya sea sobre una base de impuestos diferidos o libres de impuestos. Además, la mayoría de las empresas también proporcionan algún tipo de programa de contribución que coincidirá con un porcentaje de lo que el empleado contribuye a su plan. Los planes 401 (k) han sido, y siguen siendo, uno de los componentes más útiles y ventajosos del programa de jubilación de cualquier empleado.

Como se mencionó anteriormente, las contribuciones se pueden hacer en el plan sobre una base de impuestos diferidos o libres de impuestos. Con respecto a un enfoque de impuestos diferidos, el empleado aporta una cierta cantidad de dinero de su cheque de pago en el plan antes de que se hayan deducido los impuestos. Con el tiempo ese dinero seguirá creciendo; sin embargo, cuando ese dinero sea finalmente retirado del plan (ya sea a la edad de 59 años y medio o a partir de los 70 años cuando la Distribución Mínima Requerida entre en vigor), los impuestos tendrán que ser pagados sobre ese dinero.

El enfoque libre de impuestos es diferente. Un empleado también hace contribuciones regulares en el plan, pero sólo con dinero que haya sido deducido de impuestos. Dado que el dinero fue gravado originalmente antes de que fuera contribuido al plan, no tendrá que ser gravado de nuevo cuando finalmente se retira del plan. De esta manera, los fondos retirados se consideran libres de impuestos.

No importa qué enfoque haya sido elegido por el empleado, lo más importante que este puede hacer es participar en el plan 401 (k) que esté disponible a través de su empleador. Elegir no participar es el primer gran error que cometen algunas personas a la hora de formular sus planes de retiro.

Asegúrese de participar

Algunas personas creen erróneamente que el dinero que contribuyen a un plan 401(k) pertenece a su empleador y temen que en caso de sucederle algo a su empresa, la bancarrota o salir del negocio; perderán todo el dinero que han puesto en su plan. Esos temores a menudo les impiden participar.

Permítanme ser muy claro al respecto: el dinero que se aporta en un plan 401 (k) pertenece al empleado, no al empleador. El plan se configura en una cuenta de fideicomiso para el empleado, por lo que bajo ninguna circunstancia una empresa puede retirar o confiscar los fondos.

El error más grave que un empleado puede cometer es no participar en su plan 401(k) patrocinado por el empleador. Para la mayoría de las personas, es la manera más segura de proporcionar una jubilación segura y cómoda.

Asegúrese de contribuir lo suficiente

La ventaja de un plan 401 (k) es que al hacer pequeñas contribuciones de forma regular, los fondos crecerán con el tiempo y serán capaces de ayudar a apoyar sus metas de jubilación. Sin embargo, con el fin de aprovechar al máximo el plan y cosechar todos los beneficios del programa de contribución de una empresa, una persona tiene que contribuir con una cantidad suficiente a su plan.

Algunas personas creen que lo están haciendo bien si contribuyen 1-3% de sus ingresos, pero eso no es realmente suficiente (aunque es mejor que nada). Una regla general es contribuir entre el 10 y el 20% de sus ingresos para el retiro. Esto no significa que se deba aportar todo ese dinero al 401(k), existen otros medios que ayudan a financiar un plan de retiro.

Algunas empresas tienen programas de contribución que va desde 1 al 10%, lo que significa que el empleador va contribuir con la misma cantidad que el empleado contribuye hasta un cierto porcentaje. Por ejemplo, digamos que mi empleador tiene un programa de contribución del 5%, pero solo estoy contribuyendo con el 3% de mis ingresos. Por lo tanto, me estoy perdiendo el 2% adicional que la empresa me daría de forma gratuita, si estuviera contribuyendo al nivel del 5%.

Asegúrese de saber exactamente lo que implica el programa de contribución de su empresa y al menos contribuya con suficiente dinero a su plan 401 (k) para aprovecharlo al máximo. De lo contrario, corre el riesgo de dejar dinero gratis sobre la mesa.

Asegúrese de llevar a cabo una revisión periódica.

Con frecuencia, las personas invierten en cualquier vehículo de inversión establecido que ofrezca su plan y luego se olvidan rápidamente de ellos. Siguen haciendo sus contribuciones regulares, pero no participan activamente en sus estrategias de inversión 401(k).

Es una buena idea llevar a cabo una revisión periódica de su plan 401 (k) para asegurarse de que sus inversiones y objetivos todavía están correctamente alineados. Si está invirtiendo demasiado y de forma agresiva, podría considerar un enfoque más conservador, o viceversa.

Algunas empresas ofrecen planificación financiera u orientación como un beneficio para ayudar a sus empleados a llevar a cabo una revisión profesional de su plan cada cierto tiempo.

Asegúrese de reinvertir su plan.

Finalmente, uno de los mayores errores que una persona puede cometer con su 401(k) es cobrarlo cuando cambia de trabajo o renuncia. Existe una fuerte tendencia a alejar los fondos del plan establecido con el empleador anterior, por lo que a menudo retiran el dinero del plan, a pesar de que tendrán que pagar impuestos y sanciones sobre los fondos que se retiran.

Es mucho mejor esperar hasta que haya asegurado otro trabajo y luego transferir sus fondos 401 (k) a el plan que ofrece su nuevo empleador. O, si ha decidido convertirse en trabajador por cuenta propia, entonces transferir los fondos a una cuenta de jubilación tipo IRA.

No cometa el error de cobrar su 401 (k) temprano y perder todos los ahorros y beneficios fiscales que ha acumulado hasta ese momento.

Adoptar un enfoque proactivo para sus finanzas es tomar medidas productivas hacia la libertad financiera, y un sólido plan 401 (k) le ayudará a lograr ese objetivo.

¿Cuál es su plan?

¿Cómo lo financiarán?

Planeemos nuestras finanzas de forma inteligente.

#FINPLANINTELIGENTE #FPI #ERESFPI

#EDUCACIÓNFINANCIEARAESIMPORTANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *