¿Asesor financiero o hacerlo por sí mismo?

En FinPlan Inteligente, nuestra meta es romper las barreras de entrada para ayudarte a conectarte y utilizar la industria de servicios financieros para beneficiarte a ti y a tú familia.  Actualmente, hay dos métodos distintos para lograr el éxito financiero personal; trabajar con un asesor, y o, hacerlo por ti mismo.

Siempre que sea posible es bueno trabajar con un profesional financiero de confianza y con experiencia que pueda proporcionarle orientación y retroalimentación para ayudarle a alcanzar sus objetivos.  Al igual que su profesional de la salud, esta persona le proporciona claridad, razón y, en algunos casos, la sensación de comodidad al saber que está tomando las decisiones correctas para alcanzar sus objetivos.  Muchos profesionales financieros tienen una educación académica en el campo de las finanzas, la economía, las matemáticas y los negocios.  Muchos asesores continúan sus estudios en “asignaturas de educación superior” específicas de la industria para ampliar sus conocimientos, proporcionando un recurso aún mayor a los clientes a los que sirven.  Se conceden designaciones como CFP, CLU, RICP, CLTC (hay más de 400) a los que completan el plan de estudios. 

Mientras que el mundo académico y las designaciones proporcionan la “educación” necesaria para comprender las complejidades de un tema específico, todo se reduce a la comunicación.  Un asesor que tiene un máster (MBA) y posee todas las designaciones de la industria no necesariamente es un buen asesor; en otras palabras, toda la educación del mundo es inútil si la comunicación no está presente.  Encontrar y trabajar con un asesor que posee tales conocimientos no es fácil de conseguir.  Se espera un cierto nivel de intercambio monetario para trabajar con esas personas y, a menudo, existen barreras de entrada (como un patrimonio neto mínimo o saldos de cuentas) que prohíben el acceso a la mayoría de los consumidores.

A medida que las barreras de entrada aumentan, la multitud del “hágalo usted mismo” crece.  No se equivoquen, los aficionados del “hágalo usted mismo”  necesitan saber cómo aprovechar las herramientas y los recursos de la industria, y se les deben ofrecer las mismas oportunidades para gestionar sus finanzas y alcanzar sus objetivos.  La industria de servicios financieros tiene todos los recursos que todo consumidor necesita para el éxito financiero, independientemente de su situación.  Hay miles de productos y soluciones disponibles al alcance de la mano, que para muchos pueden ser abrumadores.  Claro que hay desafíos como el idioma y la cultura, y qué buscar cuando se trata de una situación particular, pero las respuestas están ahí, sólo tenemos que entender qué preguntas hacer.  La buena noticia es que no necesitas un MBA en finanzas o economía para saber qué te hace sentir cómodo con tu plan individual para tu familia.

Salir de su propio camino

Para entender lo que debes buscar empieza con la comunicación -¡Contigo mismo!  Para empezar, aquí hay algunos fundamentos clave en los que debe centrar su atención.  Un plan financiero personal sólido debe comenzar con el manejo de su presupuesto.  Ya sea que uses una hoja de cálculo o una aplicación, es irrelevante, crear un presupuesto y mantenerlo a largo plazo es fundamental. 

El Manejo del Riesgo es imperativo para el éxito a corto y largo plazo de su plan personal.  El MR viene en muchas formas, pero la más crítica es usualmente la que más es pasada por alto – Protección de los Ingresos.  Si su familia depende de sus ingresos, únicamente o no, ¿cuál es el plan si no puede continuar trabajando debido a una discapacidad?  ¿Tiene usted un Seguro de Ingresos por Discapacidad personal o tiene suficientes bienes ahorrados para reemplazar sus ingresos, y por cuánto tiempo?  ¿Su empleador ofrece Protección de Ingresos por Discapacidad, está usted participando? 

En la mayoría de los casos, la muerte prematura del sostén de la familia resultaría en la devastación financiera para los seres queridos que quedan.  Además de la tragedia emocional, si el estilo de vida y los sueños futuros de su familia dependen de usted financieramente, únicamente o no, ¿cuál es el plan si no llega a casa del trabajo hoy?  ¿Tiene actualmente un seguro de vida o tiene suficientes bienes ahorrados para mantener a su familia, por cuánto tiempo?  ¿Su empleador ofrece un seguro de vida, está usted participando?

Sin minimizar la importancia de la planificación de la “fatalidad”, centrémonos en vivir la vida al máximo y qué planes futuros tiene para la jubilación.  ¡Ah sí!, la imagen mental de no despertar todos los días con un despertador, sino dormir en un Martes cualquiera.  Pasar tiempo con los niños y nietos, viajar, o simplemente relajarse en la playa, cualquier sueño que tengas, lo puedes lograr.

Tenemos que tener un plan que nos ayude a alcanzar el Santo Grial del retiro.  Comprender conceptos como TVM (valor del tiempo del dinero), interés compuesto, y planes calificados vs. No calificados es un gran lugar para comenzar.  Hay una gran cantidad de información disponible de la que aprender, no demasiado complicada, pero tal vez una de las ideas más importantes es centrarse en “pagarse a sí mismo primero”. 

Pagarte a ti mismo primero es ahorrar una parte de tus ingresos, digamos un 10 o un 15%, y luego presupuestar tu estilo de vida a partir de ahí.  Hay un orden a seguir para asegurar el éxito de su plan financiero personal ahora y en el futuro.  Empiece con un fondo de emergencia de aproximadamente 3-6 meses (o más), de sus gastos mensuales.  Si experimenta una pérdida de ingresos a corto plazo, usted y su familia podrán mantener su estilo de vida actual.  Las metas de ahorro a corto plazo -como la quinceañera, el pago inicial de una casa o una boda- se absorben más fácilmente si se ahorra dinero en lugar de tener que luchar por utilizar los ingresos actuales para cubrir los gastos.  Los ahorros a largo plazo, como el objetivo de la jubilación, pueden presentarse de muchas formas.  Muchos empleadores ofrecen un 401(k) ( es un plan calificado, las contribuciones se hacen antes de impuestos, las distribuciones se gravan más tarde), y algunos ofrecen una contrapartida.  Las contribuciones hechas directamente de su cheque de pago son una forma de “ahorro forzado”, en el sentido de que usted planifica sus gastos de subsistencia y su estilo de vida con los dólares netos que recibe.  No lo sentirás, y la sensación que tendrás cuando empieces a ver crecer tu cuenta de jubilación te dará la tranquilidad de que vas por buen camino.  Los planes no calificados como una cuenta IRA Roth son también buenas opciones, las contribuciones se hacen típicamente con dólares después de impuestos y se reciben libres de impuestos.  Una combinación de planes calificados y no calificados puede proporcionar mayores opciones para la planificación de la distribución en la jubilación.

Sin importar su situación, el manejo de sus finanzas personales le da tranquilidad a usted y a su familia.  La sostenibilidad de tu familia y de las futuras generaciones depende de lo que hagas hoy.  Un buen ejercicio para realizar regularmente es escribir lo que quieres que suceda, tu plan actual te permitirá saber lo que necesitas.  Recuerda, eres el único que realmente sabe lo que quieres, escríbelo y encuentra las soluciones que necesitas.  ¡Visite Finplan Inteligente para aprender más acerca de cómo aprovechar la industria de servicios financieros para construir una vida mejor!

¿Cuál es su plan?

¿Cómo lo financiarán?

Planeemos nuestras finanzas de forma inteligente.

#FINPLANINTELIGENTE #FPI #ERESFPI

#EDUCACIÓNFINANCIEARAESIMPORTANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *