Maneras de hacer el seguro de vida más económico.

Seguramente haz escuchado varias veces que deberías tener una póliza de seguro de vida, pero si eres como la mayoría de las personas, lo has estado posponiendo debido a un factor clave: el dinero. Es muy cierto que los seguros de vida pudieran ser caros, pero hay pasos que puede tener en cuenta para hacerlo más económico y que cumpla su objetivo.

1. Obtener una póliza de términos

Existen dos opciones de seguros de vida: seguro de vida permanente y seguro de vida a término. Con el primero, usted está cubierto durante toda su vida como el nombre lo indica es permanente; y su póliza puede acumular un valor en efectivo que pudiera servir como una fuente de ingresos para usted en caso de emergencias o en su retiro. Con el de término, sólo está cubierto durante un período de tiempo específico (de ahí el nombre “término”) y una vez que se termina el período no obtiene nada.

Dicho esto, el seguro de vida a término es generalmente menos costoso que el seguro permanente, usted estaría renunciando al beneficio del valor en efectivo y la cobertura permanente, por lo que si el costo es una preocupación, vale la pena investigar las pólizas de término. Les recomendamos que de comprar una póliza de término que sea una convertible, de esa manera usted estaría asegurando la posibilidad de tener una póliza permanente en el futuro.

2. Aplicar cuando antes mejor

El seguro de vida es basado en la edad y la salud por lo que cuanto más joven seas cuando solicites un seguro de vida, mejor será la categoría que le darán y menor la prima mensual. Muchas personas posponen el seguro de vida hasta los 40 o 50 años porque no quieren empezar a hacer pagos de primas antes. Pero al esperar tanto, se corre el riesgo de tener que pagar una prima demasiada alta y es entonces donde renunciamos a la protección  apostando a la suerte de que no nos pase nada.

3. Ser saludables

Como se mencionó anteriormente la salud es un factor importante por lo que mientras más saludable esté más fácil será de adquirir un seguro de vida y menos dinero tendrá que pagar. Por eso es bien importante trabajar cada día en mejorar el estado de nuestra salud, practicar ejercicios, comer saludable, etc. Y si por casualidad es usted fumador, desde ahora le recomiendo que deje el hábito si quiere obtener un seguro de vida sin tener que desembolsar tanto de su bolsillo. Recuerde que en el seguro de vida la compañía de seguros está asumiendo el riesgo de su fallecimiento por lo que mientras mejor esté usted de salud y menos malos hábitos tenga será mejor para usted y para su bolsillo.

4. Compre solo la cobertura que necesita

Pagará más por una póliza de seguro de vida con un beneficio de muerte de $4 millones que por una póliza que paga un beneficio de muerte de $600,000. Si desea mantener sus primas en presupuesto, solo compre lo que necesita.

Para esto debe hacer un análisis de la necesidad que usted tiene; una recomendación que siempre se hace es empezar por una cantidad que cubra diez veces su salario anual. De esa manera usted sabrá que su familia podrá contar al menos con su salario por un periodo de diez años en caso de su fallecimiento. A continuación, evalúe sus deudas pendientes, como la hipoteca de la casa, y busque suficiente cobertura para pagarla. A partir de ahí, piense en las metas financieras que tiene para su familia e incluya suficiente dinero para pagarlas como enviar  los niños a la universidad por ejemplo. Por último, asegúrese de que haya suficiente dinero en su beneficio de muerte para cubrir sus gastos funerarios.

No se tiene que ser rico para tener un seguro de vida, sólo se tiene que querer lo suficiente a una persona o a la familia para no querer que estos pasan necesidades ante una muerte repentina. Si esas personas existen en su vida, entonces investigue y trate de encontrar un plan que cumpla sus necesidades y le provea la paz y la tranquilidad que todos merecen.

¿Cuál es su plan?

¿Cómo lo financiarán?

Planeemos nuestras finanzas de forma inteligente.

#FINPLANINTELIGENTE #FPI #ERESFPI

#EDUCACIÓNFINANCIEARAESIMPORTANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *